Contacto

TARREGA (Lleida) 

Carrer Major 18 bx

25300 Tàrrega

_______________

REUS (Tarragona)
Av. La Salle, 45

43205 Reus

E-mail: 

info@biocuantic.eu

Telf.:​

+34 672 390153+34 672 390153

 

___________________

Puedes llamarme al teléfono: +34/672390153 o enviar el formulario de contacto.

Acepto SMS

Joan Maria Miquel en Saludterapia

Artículos de interés:

En esta página encontrará información periódica con las últimas novedades.

 

 

Síndrome postvacacional: no estás enfermo

El inicio de septiembre coincide con la vuelta a la normalidad, a las rutinas... y esto en muchas personas provoca una sensación de malestar. Es lo que, en el contexto de la corriente "medicalizadora" de la vida que desde aquí criticamos, se ha dado en llamar síndrome postvacacional. Que no te confundan: no es una verdadera enfermedad.

 

No estás enfermo

¿Sientes desánimo, malestar? ¿Te agobia reincorporarte a tus tareas tras las vacaciones? Esto sucede sobre todo a quienes se incorporan a su trabajo sin transición, quienes idealizan el periodo de vacaciones o los que no están a gusto con su trabajo habitual.

Sin embargo, hay que tener claro que no hablamos de una enfermedad sino, en todo caso, de una serie de manifestaciones derivadas del cambio de rutinas y la pérdida del bienestar que sentimos durante el periodo vacacional. Puede acompañarse de molestias físicas (fatiga, falta de apetito, somnolencia) y también psíquicas (desánimo, irritabilidad). Pero esto no debe hacernos caer en el engaño de aprovechados que intentan "vendernos" sus productos (suplementos, complementos alimentarios...) que milagrosamente nos harán sentirnos mejor, pero que no sirven de nada, más allá del efecto placebo.

 

5 consejos para que la vuelta no te pase factura

 

No estás enfermo, ni necesitas tomar nada. El síndrome postvacacional, en todo caso, es un conjunto de molestias leves que desaparece pasados unos días. No obstante, unas medidas básicas te ayudarán a sobrellevar mejor la vuelta al trabajo:

  • Establece, en la medida de lo posible, un periodo de adaptación. Conviene ir regulando los horarios (acostarse a la hora habitual, moderar la siesta) los días previos a la vuelta al trabajo, para ir ajustando el reloj biológico. En el caso de los niños, es aconsejable que inicien el horario escolar cinco días antes de empezar el curso.
  • En los primeros días de incorporación al trabajo conviene dormir más horas y seguir con un horario más regulado.
  • Planifica y organiza tu trabajo desde el primer momento. Y si puedes, regula progresivamente la intensidad de tus tareas: en otras palabras, evita la tentación de recuperar en pocos días lo que no has hecho durante semanas.
  • No adoptes una actitud de queja. Al principio procura centrarte en lo que te gusta más o se te da especialmente bien.
  • Es recomendable incluir en los días laborales actividades gratificantes, de ocio, para no identificar el trabajo con un periodo de malestar: una buena idea es incorporar como nuevos hábitos algunas de las actividades realizadas durante las vacaciones.

Si la sensación de malestar o esos síntomas que sientes se prolongan más de dos semanas, acude al médico de familia: puede que padezcas otro tipo de problema.

No dejes que te convenzan de que estás enfermo. Infórmate:

 

Que no medicalicen tu vida 

No al comercio de enfermedades

 

 

Fototipos y factor de protección solar:

El fototipo es cada uno de los colores que existen en los diferentes tipos de piel y que tienen que ver con características hereditarias, raciales y por la cantidad de pigmentos presentes en la piel.

 

El color normal de la piel se da por la combinación de cuatro tonos o biocromos básicos: el amarillo, el rojo, el pardo y el azul. A la melanina le corresponde la responsabilidad de otorgarle la coloración principal a la piel.

 

Para identificar nuestro fototipo se deben tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Aparición de pecas en el verano
  2. El color de la piel durante en invierno, que puede ser lechoso Blanco, semi-mate o mate
  3. El color adquirido al broncearse, si es dorado, moreno claro, dorado moreno, oscuro o moreno oscuro
  4. Aparición de ampollas, duración y grado de enrojecimiento ante la exposición solar

A partir de estos datos, se han identificado 6 fototipos; cada uno requiere de un factor de protección solar (FPSespecífico para protegerte del sol, pero no dejar de dsifrutarlo.

 

Fototipo I (tipo celta)

Se reconoce por tener la piel blanca, muy blanca y además los ojos claros y muchas pecas. Este tipo de piel se caracteriza por ser muy sensibles:

  1. Siempre se quema y no se broncea
  2. El enrojecimiento aparece alrededor de los 12 minutos de exposición
  3. La persona presenta signos de envejecimiento temprano
  4. Hay una tendencia a desarrollar diversos tumores benignos y engrosamiento de la piel.

 

Para el fototipo I se recomienda usar un factor de protección (FPS) de 80 a 100

 

Fototipo II (tipo germánico)

Correponde a una piel blanca, los ojos pueden ser claros (verdes o azules) o también pardos. Esta piel es un poco menos sensible se caracteriza por que:

  1. Generalmente se quema y se broncea con dificultad
  2. El enrojecimiento aparece a los 15 minutos
  3. Presenta signos de fotoenvejecimiento temprano

Para este tipo de piel se debe usar uno con factor (FPS50 a 80

 

 

Fototipo III (raza caucásica)

 

Corresponde a aquellas personas con piel con tendencia a ser grasa y clara, los ojos marrones o quiza grises, y son castaños o rubios En ocasiones se quema aunque adquiere buen bronceado:

  1. El enrojecimiento aparece a los 18 minutos
  2. Tiene una ligera tendencia a desarrollar manchas en la piel
  3. Tiene una mejor tolerancia a los rayos U.V.

 

 

Se recomienda un bloqueador de factor (FPS) 30 a 50

 

Fototipo IV (razas mediterraneas)

 

Este tipo de piel suele ser ser oscura o mate además de tener los ojos y el cabello también oscuros (pelo negro o castaño oscuro), raramente se quema y se broncea fácilmente; su piel en caso de quemarse es "morada" y no por mucho tiempo, pueden llegar a aparecer manchas.



Para este tipo de piel uno con factor (FPS) 20 a 30

 

Fototipo V (amerindias o mestizas)

 

Cuentan con una piel oscura y mate, los ojos oscuros y el cabello muy oscuro o negro 

  1. Raramente se quema y se broncea muy fácilmente
  2. El enrojecimiento aparece hasta los 28 minutos de exposición
  3. Tiene facilidad para hacer manchas y el fotoenvejecimiento es tardío y leve

 

 

Se puede usar un bloqueador con factor (FPS15-20

 

Fototipo VI (negra)

 

Las personas con fototipo negro no se queman y la piel oscurece pareja; el enrojecimiento aparece entre 45 y 60 minutos y en ocasiones aparecen manchas.



Para estas personas se recomienda usar factor (FPS) 15 será suficiente.

 

Ahora tienes toda la información para poder iniciar un verano protegido contra sol y la radiación.

 

Recuerda revisar que tu protector solar cuente con filtros, tanto para protegerla de las radiaciones ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB) además de un humectante que evite la resequedad de la piel.

Alergias ¿Por qué tantos casos en las últimas décadas?

No hay una única explicación segura sobre el incremento de alergias, pero existe consenso entre los expertos que es consecuencia de múltiples factores ambientales a los que nos exponemos en nuestra infancia.

 

La alergia se define como una             respuesta exagerada del istema inmunitario, el cual detecta como nocivas algunas sustancias inocuas (polen, ácaros del polvo, alimentos,
fármacos...) y produce síntomas como
asma, rinoconjuntivitis, eczema, shock anafiláctico, etc. Se trata de una enfermedad no definida hasta tiempos recientes. En la década de 1930 la rinitis se hizo tan común que surgió la
especialidad médica de la alergología. Datos epidemiológicos indican que entre
1960 y 1990 aumentó de forma preocupante el número de casos de rinitis alérgica y de asma infantil en los países desarrollados.

 

Buscando la causa de la alteración del sistema inmune. Ocu 2017


La comunidad científica lleva años intentado responder a la pregunta
de qué es lo que ha sucedido en las últimas décadas que pueda explicar el
aumento de la rinitis alérgica, asma, eczema, alergias alimentarias, alergias a
medicamentos, etc. Una de las teorías más debatidas es la "hipótesis de la higiene", que sugiere que el sistema inmunitario se desarrolla correctamente cuando estamos expuestos a microorganismos o infecciones en la infancia; por el contrario, la ausencia de microorganismos podría desencadenar la respuesta anormal del sistema inmunitario en forma de alergia.
Dentro de esta hipótesis se ha estudiado una amplia gama de factores que podrían
estar relacionados con los ambientes más limpios de microorganismos en
que vivimos actualmente: productos de limpieza en abundancia, antibióticos,
vacunas, etc.


De todos los factores estudiados dentro de la hipótesis de la higiene, el único que se sabe a ciencia cierta que tiene un efecto protector frente a las alergias es haber
vivido de pequeño en una granja. No obstante, sigue sin conocerse la causa por
la que se da esta relación. Se ha analizado si el quid del correcto comportamiento
del sistema inmunitario está en que la exposición a los microorganismos debe

ser "intensa", si solo funciona en los primeros años de vida o si es el tipo de
microbios el que marca la diferencia. Sea como fuere, todavía no se dispone
de pruebas claras sobre la naturaleza de los cambios críticos que podrían haber
ocurrido.

 

La higiene, en cuestión

 

Familia numerosa o guardería
Estar en contacto con otros niños en la infancia y pasarse microbios podría reforzar el sistema inmune y protegernos frente a las alergias. Sin embargo, los resultados de diferentes estudios son contradictorios.

 

Infancia en la granja
Este es el único factor que se ha demostrado de manera consistente que protege frente a las alergias: crecer en un ambiente agrícola reduce el asma infantil hasta en un 25 % frente al ambiente urbano. Pero no se sabe por qué.

 

Exceso de limpieza

Ducharnos demasiado y eliminar los gérmenes de casa disminuiría la exposición a los microorganismos. Sin embargo, y a pesar de nuestra preocupación moderna por la limpieza, seguimos expuestos a microorganismos.

 

Enfermedades infecciosas
Se ha estudiado la relación entre la desaparición de enfermedades infecciosas y el surgimiento de alergias. Tan pronto un estudio encontraba una relación positiva venía otro estudio que la contradecía.

 

Vacunación
Como la vacunación implica la administración de microorganismos atenuados para inducir una respuesta inmune, se podría pensar que influirá en la susceptibilidad
a las alergias. De nuevo no se ha encontrado asociación alguna.

 

Saneamiento
La disminución de las infecciones graves como el cólera y la fiebre tifoidea, asociada con mejoras en el agua, el saneamiento y la higiene personal ocurrió a finales del siglo XIX, demasiado temprano para relacionarse con el aumento de alergias.

 

Lactancia materna
La lactancia materna protege frente a patógenos intestinales e infecciones
respiratorias. Según la hipótesis de la higiene, en esa circunstancia de menos
microorganismos debería haber más alergias. Sin embargo, es al revés: a
mayor duración de la lactancia, menor es la incidencia de asma.

 

Flora intestinal
Varios estudios han encontrado diferencias en la flora intestinal de niños con y sin alergia, por lo que se piensa que la flora modula el desarrollo de nuestro sistema inmunológico. 

 

Y aún se estudian más factores sospechosos

  • Dieta y nutrición
  • Contaminación del aire
  • Cambio climático
  • Obesidad
  • Cambio del polen
  • Influencia materna en el embarazo
  • Paracetamol en la infancia
  • Humo del tabaco...

 

 

 

  

 

Sueño e insomnio: busca soluciones

¿Te cuesta conciliar el sueño? ¿Te despiertas en medio de la noche y no te vuelves a dormir? ¿Te encuentras somnoliento durante el día? Probablemente padezcas insomnio o algún otro tipo de trastorno del sueño. Te ayudamos a buscar soluciones.

  • Las fases del sueño
  • Tipos de insomnio
  • Un mal con distintas causas
  • Consecuencias del insomnio crónico
  • Consejos para dormir bien

 

 

Las fases del sueño

Cuando nos dormimos, nuestro cerebro entra en un estado en el que progresivamente desconecta del exterior y deja de reaccionar a los estímulos externos. El cerebro nunca está inactivo, pero reduce significativamente su grado de actividad y, además, esta varía a lo largo del tiempo que estamos durmiendo, en función de la fase del sueño en que nos encontremos.

Hay dos estadios de sueño, que se van sucediendo alternativamente: el sueño No REM y el sueño REM (Rapid Eye Mouvements).

El sueño No REM se divide en varias fases, en las cuales el sueño se va haciendo cada vez más profundo: desde un estado de semivigilia al sueño profundo, estas fases ocupan en torno a un 80% del tiempo total que dedicamos a dormir.

Las fases de sueño REM se producen a continuación del sueño más profundo, y suponen entre un 20-25% del tiempo total del sueño. Durante el sueño REM hay mayor actividad cerebral, y también se incrementa el ritmo de algunas actividades fisiológicas (como la frecuencia cardiaca, la tensión arterial o el ritmo respiratorio), en cambio el tono muscular es muy bajo. El sueño REM también se denomina sueño paradójico, por la aparente contradicción entre la elevada actividad cerebral y fisiológica, y la parálisis muscular. En estas fases se producen más sueños y, en general, son más intensos y vívidos.

Esta alternancia de fases No REM y REM se sucede varias veces a lo largo de la noche, en unos ciclos que duran entre 90 y 100 minutos. A menudo, al iniciar un nuevo ciclo se producen breves despertares, de los que no tenemos consciencia o que no recordamos al día siguiente. En principio, cuanto más fragmentado es el sueño, peor es su calidad.

Las distintas fases del sueño cumplen misiones diferentes, pero todas ellas son necesarias para dormir bien, descansar y reparar nuestro organismo.

Tipos de insomnio

A pesar de lo importante que es dormir bien, no siempre lo conseguimos.

Son muchos los factores que hacen que durmamos mal: la depresión, el estrés, el jet-lag… pero también un entorno inadecuado (por temperatura, luz o ruido), haber ingerido demasiado café o sustancias estimulantes, sufrir dolores, algunas enfermedades, una discusión... Cuando el problema se alarga, estamos ante un trastorno del sueño: el insomnio.

En torno a un tercio de la población padece o ha padecido alguna vez insomnio. Esta afección es más frecuente entre las mujeres.

Hay muchos tipos de insomnio, pero todos tienen en común la imposibilidad de lograr un sueño reparador.

  • El insomnio puede manifestarse como dificultad para conciliar el sueño. Como regla general, se considera que existe un posible insomnio cuando el tiempo que una persona tarda en dormirse después de apagar la luz y cerrar los ojos es superior a media hora.
  • El insomnio también puede manifestarse durante la noche, y no afectar al adormecimiento: es decir, aunque la persona se duerma normalmente, se despierta durante la noche y no consigue volver a dormirse durante al menos media hora.
  • Otra modalidad de insomnio cursa con despertares frecuentes, en cortos lapsos de tiempo: en esos casos, el afectado suele sentir que su sueño es más superficial y menos reparador.
  • Por último, también sufre insomnio quien se despierta demasiado temprano (dos o tres horas antes de lo deseable) y no consigue volver a conciliar el sueño.

Un mal con distintas causas

El tratamiento del insomnio puede ser diferente según su causa. En función de ellas se habla de:

  • Insomnio primario, en que el organismo funciona de manera inadecuada (no se consigue dormir) sin causa aparente. A menudo el insomnio primario se asocia a una mayor activación fisiológica, mental o emocional. Se puede tratar de resolver con un tratamiento específico.
  • Un insomnio secundario (provocado por un problema físico o mental). La solución en este caso pasa por intentar resolver el problema que lo origina (depresión, ansiedad, dolor en relación con un problema físico, etc.).
  • El insomnio autoinducido, que tiene su origen en unos malos hábitos de sueño o en un comportamiento que lo perjudica (consumo de determinadas sustancias, por ejemplo).

A veces los límites entre un tipo y otro de insomnio son sutiles: el insomnio puede comenzar siendo secundario o autoinducido y pasar a primario, cuando desaparece su causa, pero se mantiene el insomnio.

 

Consecuencias del insomnio crónico

A la hora de abordar el problema del insomnio, es preciso distinguir entre un insomnio circunstancial, ocasional, y un insomnio persistente o crónico, que puede durar meses o incluso años. En este caso se trata de un verdadero problema de salud y, por lo tanto, debe ser valorado.

El insomnio crónico está asociado con altos niveles de absentismo y disminución de la productividad laboral, un aumento del número de accidentes, deterioro de la memoria y la capacidad de concentración… El resultado es que la calidad de vida y la salud del insomne se resienten, y a menudo quien sufre insomnio padece de fatiga, problemas cognitivos, somnolencia diurna… Si sospechas que puedes padecer somnolencia, reserva hora y lo abordaremos.

Por otro lado, el insomnio es, además, un factor de riesgo para el desarrollo de diversas alteraciones psiquicas, como la depresión y el abuso de sustancias (alcohol, fármacos, estimulantes…), que podrían llegar a provocar dependencia.

Y, en cualquier caso, recuerda que adoptar unos buenos hábitos siempre te ayudará a dormir mejor.

 

Consejos para dormir bien

  • Mantén un horario regular de sueño, procurando acostarte y levantarte siempre a la misma hora, incluso durante el fin de semana.
  • Si necesitas dormir una siesta, que no dure más de 20 minutos.
  • Haz ejercicio físico regularmente, pero no justo antes de meterse en la cama.
  • Evita el consumo de bebidas estimulantes (café, té, refrescos, alcohol, etc.) en las seis horas anteriores de ir a acostarse.
  • No cenes copiosamente. Es preferible una cena ligera unas dos horas antes de dormirse.
  • No fumes, especialmente antes de acostarse.
  • Desarrolla un ritual que facilite el sueño: toma un baño caliente, lee un libro, escucha música relajante o bebe un vaso de leche o similar caliente.
  • Crea un ambiente oscuro, silencioso y bien ventilado en su habitación. La temperatura debe ser agradable.
  • Utiliza un colchón cómodo, ni muy rígido ni muy blando.
  • Es recomendable que la almohada elegida no te impida el libre movimiento ni te obligue a mantener una determinada postura toda la noche. La elección del material (plumas, látex, poliéster, ortopédicas...) depende, sobre todo, de las preferencias personales. Resulta más importante tener cuidado y evitar materiales a los que puedas ser alérgico o que hagan ruido al mover la cabeza.
  • No trates de forzar el sueño. Relájate y evita mirar el reloj.
  • Si no consigues dormirte, levántate, ve a otra habitación e inicia una actividad relajante (como leer) hasta que te entre sueño.
  • Duerme solo el tiempo necesario para mantenerte fresco durante el día.
  • Si eres sensible al ruido, prueba a dormir con tapones.

Interesante web con directorio de Profesionales de la salud natural, además de útiles publicaciones y artículos divulgativos sobre salud. Talleres/cursos y eventos de toda España, foro, etc.

Te animo a registrarte.

Regístrate aquí.

 

¿Qué es la sal negra?

 

La sal negra es una sal no refinada, utilizada especialmente en India y cuyo origen es volcánico. Esta tiene menos poder de salar que la sal común y una textura similar a la sal en polvo, por otra parte no tiene olor alguno.

En lo que se refiere a la composición química de la sal negra, esta sal contiene muchos minerales. Entre ellos azufre, hierro, cloruro de sodio, cloruro de potasio y compuestos sulfurosos.

La sal negra además de utilizarse para condimentar diferentes alimentos y dar sabor a las comidas, es considerada un alimento funcional porque es aprovechada para el tratamiento de diferentes afecciones. Ésta se usa comúnmente en la medicina ayurveda.

 

¿Para qué sirve la sal negra?

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

 

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

 

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra, sal del himalaya, sal andina, etc. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

 

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

Leer más en: http://www.innatia.com/s/c-alimentos-funcionales/a-que-es-y-para-que-sirve-la-sal-negra-7875.html?utm_source=newsletter&utm_medium=1422&utm_term=alimentos-funcionales&utm_content=&utm_campaign=articulo

¿Para qué sirve la sal negra?

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

Si quieres aprovechar las propiedades de este alimento funcional, en este remedio casero y natural podrás encontrar todas sus virtudes.



Leer más en: http://www.innatia.com/s/c-alimentos-funcionales/a-que-es-y-para-que-sirve-la-sal-negra-7875.html?utm_source=newsletter&utm_medium=1422&utm_term=alimentos-funcionales&utm_content=&utm_campaign=articulo

 

¿Para qué sirve la sal negra?

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

Si quieres aprovechar las propiedades de este alimento funcional, en este remedio casero y natural podrás encontrar todas sus virtudes.



Leer más en: http://www.innatia.com/s/c-alimentos-funcionales/a-que-es-y-para-que-sirve-la-sal-negra-7875.html?utm_source=newsletter&utm_medium=1422&utm_term=alimentos-funcionales&utm_content=&utm_campaign=articulo

¿Para qué sirve la sal negra?

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

Si quieres aprovechar las propiedades de este alimento funcional, en este remedio casero y natural podrás encontrar todas sus virtudes.



Leer más en: http://www.innatia.com/s/c-alimentos-funcionales/a-que-es-y-para-que-sirve-la-sal-negra-7875.html?utm_source=newsletter&utm_medium=1422&utm_term=alimentos-funcionales&utm_content=&utm_campaign=articulo

 

¿Para qué sirve la sal negra?

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

Si quieres aprovechar las propiedades de este alimento funcional, en este remedio casero y natural podrás encontrar todas sus virtudes.



Leer más en: http://www.innatia.com/s/c-alimentos-funcionales/a-que-es-y-para-que-sirve-la-sal-negra-7875.html?utm_source=newsletter&utm_medium=1422&utm_term=alimentos-funcionales&utm_content=&utm_campaign=articulo

¿Para qué sirve la sal negra?

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

Si quieres aprovechar las propiedades de este alimento funcional, en este remedio casero y natural podrás encontrar todas sus virtudes.



Leer más en: http://www.innatia.com/s/c-alimentos-funcionales/a-que-es-y-para-que-sirve-la-sal-negra-7875.html?utm_source=newsletter&utm_medium=1422&utm_term=alimentos-funcionales&utm_content=&utm_campaign=articulo

¿Para qué sirve la sal negra?

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

Si quieres aprovechar las propiedades de este alimento funcional, en este remedio casero y natural podrás encontrar todas sus virtudes.



Leer más en: http://www.innatia.com/s/c-alimentos-funcionales/a-que-es-y-para-que-sirve-la-sal-negra-7875.html?utm_source=newsletter&utm_medium=1422&utm_term=alimentos-funcionales&utm_content=&utm_campaign=articulo

¿Para qué sirve la sal negra?

Si bien esta sal se utiliza con el fin de dar sabor a las comidas, es empleada por la medicina ayurveda para tratar diferentes problemas de salud, como por ejemplo la hipertensión arterial, el ardor estomacal y diferentes afecciones intestinales que ocasionan flatulencias e hinchazón abdominal.

Ten en cuenta que además de la sal marina, existen otros tipos de sales, como por ejemplo la sal negra. Esta se puede conseguir en comercios naturistas o comercios especializados en productos de medicina ayurveda.

Si quieres aprovechar las propiedades de este alimento funcional, en este remedio casero y natural podrás encontrar todas sus virtudes.



Leer más en: http://www.innatia.com/s/c-alimentos-funcionales/a-que-es-y-para-que-sirve-la-sal-negra-7875.html?utm_source=newsletter&utm_medium=1422&utm_term=alimentos-funcionales&utm_content=&utm_campaign=articulo

3 remedios caseros con sal negra

Si quieres aprovechar las propiedades medicinales de la sal negra, bastará con que recurras al remedio casero con sal negra que necesites. A continuación encontrarás algunos de ellos.

  • Remedio para reducir los gases o las flatulencias. Mezcla de zumo de tomate sin piel y una poquito de sal negra.
  • Remedio para diarrea. Mezcla una pizca de sal negra a media cucharadita de polvo de grosella espinosa.
  • Remedio para aumentar el apetito. Es muy sencillo, corta unos gajos de naranja, espolvorea una pizca de sal negra y polvo de jengibre seco.

 Cronologia de la ingesta d'un refresc:

Curiós i interessant. El que succeeix quan acabes de beure una llauna de refresc

Primers 10 minuts:
10 cullerades de sucre copegen el teu cos, 100% del total recomanat diàriament. No vomites immediatament pel dolç extrem, perquè l’àcid fosfòric talla el gust.

Als 20 minuts:
El nivell de sucre a la sang explota, provocant un doll d’insulina. El fetge respon transformant tot el sucre que rep en greix (És massa per a aquest moment en particular).

Als 40 minuts:
L’absorció de cafeïna està completa. Les teves pupil·les es dilaten, la pressió sanguínia puja, el fetge respon bombant més sucre en el corrent sanguini. Els receptors d’adenosina en el cervell són bloquejats per evitar marejos.

Als 45 minuts:
El cos augmenta la producció de dopamina, estimulant els centres de plaer del cos. (Físicament, funciona com amb l’heroïna.)

Als 50 minuts:
L’àcid fosfòric empeny calci, magnesi i zinc cap a l’intestí gruixut, augmentant el metabolisme. Les altes dosis de sucre i altres edulcorants augmenten l’excreció de calci en l’orina, o sigui, estàs orinant els teus ossos, una de les causes de la OSTEOPOROSIS.

Als 60 minuts:
Les propietats diürètiques de la cafeïna entren en acció. Orines. Ara està garantit que eliminaràs més calci, magnesi i zinc, dels quals els teus ossos necessitarien.

A mesura que l’ona baixa sofriràs un xoc de sucre. Et tornaràs irritable. Ja hauràs eliminat tot el que estava en el refresc, però no sense abans haver eliminat coses que necessitarà el teu organisme, i en voldràs un altre!!!

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Todos los derechos reservados (C) 2017 Joan M. Miquel (biocuantic.eu)